lunes, 10 de noviembre de 2008

Fiesta del Globo (Parte 1)


Sus abultadas chamarras y guantes les dan el aspecto de astronautas. Ni el frío ni la hora son un desafío para ellos. Sus ojos tienen esa mirada, de haber llegado por fin a ese momento por el cual han esperado tanto tiempo. Pero no se trata de los intrépidos pilotos, sino de un nutrido grupo de niños de kindergarden que en orden caminan desde los autobuses escolares que los han llevado para presenciar el evento.

DSC00152_DSC00161_DSC00166_


Difícilmente sus maestras logran que no salgan corriendo en todas direcciones. Son pasadas las 6:30 a.m. y el Sol apenas tiene unos minutos de haberse asomado sobre las montañas al sur de la ciudad. Es viernes y por ser día laboral, muchos llegan a ver el espectáculo camino al trabajo. No entran al enorme estacionamiento, prefieren detenerse a orillas del Circuito Universitario para salir de prisa y llegar a tiempo a trabajar en previsión de los tremendos problemas de tráfico muy conocidos en esa zona de la ciudad en las horas pico.

DSC00181_DSC00196_DSC00230_


Muchos buscan desesperadamente una taza de café para combatir los 6° C que se dejan sentir en el ambiente. Otros más se olvidan del frío contemplando a las edecanes de una compañía refresquera, enfundadas en trajecitos de spandex color naranja, que dadas las condiciones del clima, da lo mismo traer eso puesto que no traer nada. Estoicamente resisten el clima, mostrando a los cuatro vientos la marca comercial, su congelada sonrisa y un par de otras cosas.

DSC00343_DSC00369_DSC00382_


Mientras tanto, las enormes camionetas procedentes de Nuevo México, Texas, Colorado y de algún otro lugar, ya están en posición desde hace algunos minutos. Cuidadosamente bajan las canastillas y empiezan a desenrollar los enormes globos. La gente se reúne para ver la compleja maniobra. Enormes ventiladores empiezan a llenar con aire frío el interior del globo para extenderlo e inflarlo un poco.

DSC00247_DSC00255_


Es turno ahora de los quemadores de gas. Son un espectáculo por sí mismos. La enorme llamarada y el ruido causan sorpresa y admiración. Poco a poco los globos empiezan a inflarse hasta alcanzar la vertical. El show multicolor a nivel de tierra es ya de por sí suficiente para comenzar bien el día, pero falta lo mejor. Poco a poco y silenciosamente, los enormes globos se elevan por los aires ante el aplauso de la gente y el deseo de muchos de ir a bordo de uno de ellos.

DSC09332_DSC09429_DSC09475_

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo vivo por donde paso todo ese evento de los globos, pero la torpe de mi no fue por que le daba hueva caminar...

Lo que si es que camino a teatro mi padre y yo los vimos, eran como las 7 y garrita, se veian bien, y si, alegran el dia.

Solo una pregunta, ¿dejaban que la gente se subiera o solo eran de adorno? y si la respuesta de la primer pregunta es si, ¿usteh se subio?

Bueno, sin mas que decir me retiro que ya voy tarde a teatro.. otra vez.

Saludos.


Atte. R.a.

Manuel Muñoz Aldana dijo...

Hola, pues fíjate que sí permitían pasajeros, pero la manera de ganarte el viaje en globo era a través de promociones de los patrocinadores del evento únicamente. Yo no participé en ninguna promoción, así que no pude subir a ningún globo.

Antonio dijo...

Que bueno que documentaste el evento Menny, la verdad yo estuve presente pero es una delicia leer tu reseña, sobre todo lo de los niños de kinder, jajaja definitivamente no lo hubiera visto asi.

otro blog exitoso, sigue asi Morro.

un saludo
A. Trejo

Manuel Muñoz Aldana dijo...

Gracias y saludos Toño!!!...

venus dijo...

yo andube de voluntaria hace dos años
esos dias fueron muy pesados para mi por que casi no dormi nada de lo temprano que teniamos que estar alli pero todo valio la pena cuando el piloto al que nos asignaron nos dijo que no subieramos despues de subir a algunas personas y niños
la vdd es una experiencia única.

ya no volvi a ser voluntaria por que s eme dificulta estar hasta alla a tan tempranas horas.
saludos Manuel.

Manuel Muñoz Aldana dijo...

Debe haber sido una experiencia increíble Venus..algún día he de subir a uno de los globos.