martes, 9 de septiembre de 2008

Omáwari 2008

No sé si fueron sus danzas, sus oraciones, todo junto o nada de ello, pero no llovió.


Y es que no era para menos. Hay días en los que hasta la naturaleza cede su reinado a sus hijos más humildes y cercanos a ella. Después de 2 semanas de lluvias diarias por la tarde, este día llovió sólo por la mañana.


Este año y de nueva cuenta, nos reunimos en la Plaza Mayor para ver el Encuentro de Naciones Hermanas, el Omáwari.



DSC09818_

Y éste año, con la presencia de las etnias Yaqui de Sonora, Apache Jicarilla de Nuevo México y nuestros Rarámuris. Entre cantos Tarahumaras y artesanías, la tarde empezaba a caer. Entre pinole, canastos, collares de cuentas, figuras de madera, recipientes de barro, instrumentos musicales y ropa de vivos colores, la gente, el viento, el sol y las notas de tambor y violín tan típicas, se mezclaban en la pequeña Plaza de los Estados Fronterizos, en espera del evento principal.



DSC09804_DSC09814_

La gente poco a poco llenaba las gradas colocadas en la plaza formando un mosaico de color muy especial, dada la nutrida presencia de mujeres Tarahumaras acompañadas de sus familias, todas ataviadas con sus coloridos vestidos.



DSC09847_
DSC09827

Los inconfundibles cuerpos pintados de los Tarahumaras, me recordaron de inmediato las celebraciones de Semana Santa en la sierra. El grupo de danzantes se amontonaba a un lado de Plaza Mayor, indicando que el inicio de la celebracíón era ya inminente.



DSC09892_

Las percusiones resonaron en el centro de la ciudad y los danzantes Pintos de Norogachi se adueñaron de la explanada de la Plaza, nuestro pequeño Zócalo. Una a una, las danzas y los tambores nos llevaron de nueva cuenta a mirar y admirar una vez más a nuestros Tarahumaras y su riquísimo legado cultural, mezcla de enseñanzas religiosas y tradiciones paganas. Una fusión única e inconfundible que no deja de sorprender a propios y extraños.



DSC09875_

Primero la danza, luego los coros infantiles de las niñas de Norogachi, interpretando composiciones del laureado Erasmo Palma, a quien se le entregó este año el premio Gawí Tónara, premio entregado cada año a algún chihuahuense destacado en las disciplinas artísticas. Como invitada de honor, Rigoberta Menchú, Premio Nobel de la Paz, presidiendo el evento.



DSC09948

Y mientras algunas niñas Rarámuris obsequiaban frutas al público, el turno ahora es para los Yaquis de Sonora, su música tradicional y sus danzas del venado.



DSC09930_DSC09998

Luego hizo su aparición el grupo Apache Jicarilla, oriundos de Dulce, Nuevo México, con sus espectaculares vestimentas, sus plumas de águila y sus danzas que gracias a las películas de Hollywood, son tan conocidas o al menos muy familiares entre nosotros. Y a diferencia del año pasado, en esta ocasión sí hubo fogata. Una enorme fogata de verdad.



DSC09870_DSC00007

A invitación del líder apache, las vallas se abrieron para permitir, igual que el año pasado, el paso del público asistente a la explanada, para una danza con todos, una danza de hermanos, chabochis, Rarámuris, Yaquis y Apaches alrededor de una fogata cuyo calor palidecía ante el calor humano que la rodeaba. Sin duda algo para recordar.




Y para finalizar, algo realmente sorprendente, al menos para mí: rock indio de la nación Seri de Sonora con el grupo Hamac Caziim. Poco español, pero mucho, mucho rock...con todo y slam, al cual un grupo de jóvenes no pudieron resistirse y bailaron ahora sí, que al ritmo que les tocaban.



Una fusión de cantos tribales en lengua Seri, con los elementos propios de un buena rola de rock: guitarra eléctrica, bajo, batería, largas cabelleras y un ritmo irresistible...si la mezcla de rock y canto tribal no te hace bailar, absolutamente nada sobre este mundo lo hará.



Y así terminó el día, ya de noche. Ha sido el primer evento masivo del 4to. Festival Internacional Chihuahua. Un Festival que esperemos, supere al del año pasado.



DSC00024

3 comentarios:

ave dijo...

Excelentes fotos ,Excelente redaccion, que bueno que los seres humanos tenemos muchas capacidades para ser creativos, solo hace falta explotarlas..felicidades por tu talento

Sue Alteza Real dijo...

Buenas fotos y resumen del evento.

Una corrección pequeña: Los Yaquis son de Sonora -- no Sinaloa.

Manuel Muñoz Aldana dijo...

Sue, tienes razón, los Yaquis son de Sonora, no de Sinaloa. La confusión se debió a que el Estado invitado al Festival es Sinaloa. Ya corregí el texto, gracias por corregir mi error y por visitar mi bog. Saludos.